Más de la mitad de los españoles no desconecta del trabajo en vacaciones


Las vacaciones ya no son lo que eran. Ordenador portátil y smartphones son ya un compañero de viaje imprescindible y hacen de la desconexión una tarea imposible. ¿Cómo no mirar el correo electrónico? ¿Qué hacer para no estar localizable? 

Vacaciones

A la mayoría de los españoles les cuesta desconectar de su actividad profesional durante las vacaciones. El 62% asegura que se mantiene conectado al trabajo en su periodo de descanso, de los que el 44% reconoce consultar su correo electrónico a través de su Blackberry o de su red social profesional, según indica un estudio elaborado por Viadeo, una red social profesional con un millón de usuarios en España. Este informe revela que los franceses -quienes tuvieron que responder a las mismas preguntas que los trabajadores españoles- muestran un nivel de desconexión mayor que los residentes en España.

Portátiles, BlackBerry o Smartphones, correo electrónico y redes sociales profesionales hacen que los usuarios puedan, si lo desean, mantenerse al tanto de las novedades de su empresa durante sus vacaciones. Una oportunidad al alcance de la mayoría y a la que recurren más de la mitad de los españoles. La principal conclusión del estudio de Viadeo es que casi dos de cada tres encuestados, un 62%, siguen con cierta asiduidad lo que sucede en su entorno laboral durante sus vacaciones. Del porcentaje anterior, cuatro de cada diez consulta “a veces” su correo electrónico vía BlackBerry o a través de su red social profesional y un 18% lo hace con asiduidad porque su jefe le pide que permanezca conectado durante las vacaciones.

Smartphones

En el lado contrario, un 40% de los encuestados que aseguran que, durante los días libres, no mantiene contacto con su labor profesional aunque no todos en igual medida: un 20% se conecta “muy poco” y sólo está localizable en caso de emergencia mientras que un 18% considera que sus “vacaciones son sagradas” y por lo tanto “nunca” consulta el correo electrónico del trabajo durante su tiempo libre o vacacional.

“Los dispositivos de alta tecnología permiten ahora a los empresarios y empleados con puestos de alta responsabilidad irse de vacaciones con total tranquilidad ya que saben que pueden tener controlado su trabajo con un solo vistazo”, comenta el Partnership Manager y Responsable de Comunidades Profesionales en España, Pol Santacana.

Viadeo, que en todo el mundo tiene más de 35 millones de usuarios, realizó el mismo cuestionario sobre la conexión entre trabajo y vacaciones a empleados españoles y franceses. En este caso, los galos tienen una mayor capacidad de desconexión: un 44% de los encuestados, frente al 38% español, mantienen la conexión estrictamente necesaria en vacaciones.

Del lado de quienes mantienen una cierta regularidad en su conexión en época de descanso, los franceses que consultan regularmente su correo electrónico a través de su BlackBerry o de su red social suponen un 35% frente al 44% de españoles.

El país galo sólo supera a España a la hora de acceder a la petición de los jefes de permanecer conectados en vacaciones. Un 21% de los franceses se mantiene operativo, frente al 18% en España.

Un estudio de la Universidad Jaume I -elaborado durante el pasado año- aseguraba que no desconectar de la profesión durante las vacaciones puede ser un indicador de que el empleado sufre adición al trabajo, una patología que produce problemas físicos y psíquicos.

Uno de cada diez españoles es adicto al trabajo, una patología en aumento y que provoca numerosos problemas físicos y psíquicos a quienes la padecen. Lejos de tratarse del empleado ideal para cualquier empresa, psicólogos gallegos alertan de que, a la larga, la productividad de estos trabajadores es menor que la del resto de sus compañeros.

Un estudio de la Universidade Jaume I, elaborado durante el pasado año, indica que hay dos claves para detectar quienes son adictos a su empleo: trabajan en exceso y de forma compulsiva. Desde el Colegio Oficial de Psicólogos de Galicia añaden otra: los adictos al trabajo no disfrutan con su actividad -algo que sí ocurre en la mayoría de adicciones-, pero la situación les supera y no pueden evitarla. Para los expertos gallegos ésta es la gran diferencia entre un trabajador implicado y un adicto. Un empleado a gusto con su profesión puede dedicarle más horas de forma puntual a su actividad, pero quien sufre una adicción no lo hace por gusto sino por necesidad, indican los psicólogos consultados.

Desde la Universidad Jaume I se ofrecen además unos sencillos cuestionarios para saber si alguien es adicto o no al trabajo. Quienes contesten que sí a “siempre voy a contrarreloj; llevo varios asuntos a la vez; me siento culpable cuando tengo un día libre o me siento obligado a trabajar en exceso aún cuando no disfruto de la actividad” es probable que sufran esta patología.

Las consecuencias son física y psíquicas. Los adictos al trabajo pueden sufrir cuadros de ansiedad, ira, estrés así como patologías cardiovasculares, hipertensión, obesidad o molestias gastrointestinales. Todo ello lleva a que la productividad sea menor que la de sus compañeros aunque ellos estén menos horas en su puesto de trabajo.

La solución pasa por una terapia en el especialista para aprender ciertas claves que aplicar a la hora de afrontar el día a día en el trabajo.

Fuente: Opinión Coruña

Recuerda que puedes también puedes seguirnos en Twitter y Facebook

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: