Siete de cada 10 jóvenes españoles de entre 20 y 29 años vive con sus padres


La emancipación tardía es el principal rasgo de los jóvenes españoles en comparación con los europeos. El 70% de quienes tienen entre 20 y 29 años vive con sus padres, según el informe ‘La transición de los jóvenes a la vida adulta. Crisis económica y emancipación tardía’, de la Fundación La Caixa. 

Los resultados del estudio, presentados en CaixaForum de Madrid, recogen que la crisis económica actual está acentuando el modelo español de emancipación tardía de los jóvenes. La edad media de abandono del hogar familiar se sitúa en torno a los 29 años, mientras que en otros países como Finlandia se produce a los 23 años.


Pese a que la emancipación tardía siempre ha sido un rasgo característico de los jóvenes españoles con respecto a los europeos, “actualmente esta emancipación tardía se produce de una manera forzada”, ha explicado Antonio López, el autor del estudio y catedrático de Trabajo Social y Servicios Sociales en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Mientras que en 2005 el 40,7% de los jóvenes de 16 a 34 años aún vivía con sus padres, en 2011 esa cifra era del 44,1%.

El estudio también confirma la solidaridad y la importancia del papel de la familia para evitar el riesgo de exclusión social de los jóvenes. Sin embargo, según afirma López, “esta solidaridad familiar alcanzará un límite tanto temporal como generacional”, debido al elevado número de parados y la mala situación económica que están atravesando las familias.

Además, la repercusión de la crisis y del desempleo en muchos hogares encabezados por jóvenes está provocando que, al no poder hacer frente a los pagos de hipoteca o alquiler muchos de ellos tengan que volver a la vivienda familiar.

En los últimos cuatro años ha habido un descenso del porcentaje de hogares encabezados por jóvenes, pasando del 16,4% en 2008 al 14,5% en 2011. La causa principal, por tanto, es el incremento del paro juvenil y la precarización laboral. 

La crisis ha acentuado la destrucción de empleo, especialmente en el colectivo de los jóvenes de entre 20 y 29 años debido a que, según explica Moreno, “este grupo ya era el que más contratos temporales tenía, y son, precisamente, este tipo de contratos los que más han sido destruidos”. En 2011, el 18% de los jóvenes españoles de 25 a 29 años de edad y el 44,4% de entre 20 y 24 años estaba en paro, frente al 5,2 % y el 2,8% de los jóvenes holandeses en esas mismas franjas de edad.

Además, los contratos temporales y la precariedad laboral que conllevan, provocan que hasta los jóvenes que trabajan no puedan independizarse. En ese sentido, el 18,7% de los ocupados entre 30 y 34 años y el 43,9% de los de 25 a 29 años todavía vive con sus padres.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: